“Marafariña” (2015), de Miriam Beizana Vigo: contra la intolerancia

Marafariña, de Miriam Beizana Vigo

No olvidemos las palabras alentadoras del Salmo cuando nos indica: “Cuando los inicuos brotan como la vegetación, y todos los practicantes de lo que es perjudicial florecen, es para que sean aniquilados para siempre”. ¿Qué significa esto? ¿Qué esperanza nos otorga? La esperanza de que las personas malvadas, que han sucumbido a los placeres impíos, y se han entregado a prácticas pecaminosas serán erradicadas de esta Tierra.

Marafariña
Miriam Beizana Vigo

Ruth, la inolvidable protagonista de esta novela “catártica y ambiciosa” en palabras de su autora, es una joven que ha sido educada en los estrictos preceptos de los Testigos de Jehová. Los Testigos viven convencidos de que la salvación celestial les espera mientras que al resto, los “mundanos”, los que estamos alejados de “La Verdad”, nos aguarda la condena eterna en “el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”. Ruth es una persona humilde, obediente, que tiene su camino marcado desde el primer momento por unos padres que, ciegos de dolor por la pérdida de su primogénito, han encontrado en el fanatismo religioso la esperanza del reencuentro, tras la muerte, con su hijo resucitado en el Paraíso. Para ello deben observar una conducta intachable en este mundo, que creen regido por el Diablo. Por más que Ruth, como buena hija, quiera dar satisfacción a sus padres y cumplir con su deseo de bautizarse como un nuevo miembro de los Testigos, hace tiempo que ha dejado de engañarse sobre su situación. Reflexionando sobre la imagen bíblica de Eva en el Paraíso y por qué Eva comió del fruto prohibido, “empezó a plantearse que, tal vez, no fuera tan feliz como se quería mostrar en la Palabra”:

[…] ella misma se sentía como Eva, depositada en medio de Marafariña, con sus normas predefinidas, en las que debía sentirse feliz. También tenía un hombre, a Jaime, al que debía amar y respetar. Y tenía un Dios al que le debía todo lo que era y lo que sería. Ese camino la llevaría a la vida eterna sin dolor y sin muerte. Lo único que debía hacer era no morder el fruto prohibido.

Marafariña, el lugar inventado de Galicia donde transcurre esta ficción que transpira verdad en cada palabra, es el pequeño rincón paradisíaco en el que Ruth va a ser tentada por el fruto del conocimiento. Ignorante de sí misma, resignada a ser lo que los demás quieren que sea, cuando irrumpe en su vida Olga, una joven de su edad recién llegada a su aldea en desolada peregrinación tras la muerte de su madre, se verá obligada a afrontar la realidad de sus sentimientos. Olga despierta en ella una pasión irrefrenable que envenena la relación de Ruth con su entorno desnaturalizado y la empuja a un inevitable choque con su gente de dramáticas consecuencias.

Llevo años, años, siendo consciente de mi destino. Sin embargo, parece que de repente me he dado cuenta de lo horrible que es.

Miriam Beizana Vigo explora con maestría la psicología de sus personajes y se sumerge con valentía en su dolor y contradicciones. Contrapone el tenso relato de Ruth, atrapada en la mentira de su vida con los Testigos de Jehová, con el lirismo del encuentro con su verdadero ser gracias a su amor por Olga. Con paciencia y rigor, muestra todos los ángulos del conflicto y consigue un retrato veraz, íntimo y emocionante que, lejos de todo afán polémico y sensacionalista, es una sentida denuncia del comportamiento intolerante y sectario de los Testigos de Jehová, disfrazado de falso amor por el prójimo, y una vibrante defensa, a través del drama de sus dos principales protagonistas, del derecho de todos a seguir nuestro propio camino conforme a la verdad que llevamos dentro.

El final abierto de esta emotiva y dura novela anuncia una segunda parte que verá la luz en breve: Inflorescencia (su publicación está prevista en julio). Entremedias, como muestra de la completa implicación de la autora con esta historia, Miriam Beizana ha publicado también Todas las horas mueren (2016), la novela que deja inacabada la madre de Olga en Marafariña.

Podéis conocer más de esta joven autora gallega aquí.

Esta novela está publicada en Amazon. Disponible en formato electrónico y en papel.

Una exposición con aura: “De Carroll a Chesterton. Marta Gómez-Pintado”. Biblioteca Pública de Zamora. Desde el 25 de mayo al 30 de junio.

DE CARROLL A CHESTERTON Cartel

Walter Benjamin hablaba del aura de una obra artística (su aquí y ahora irremplazable, “la manifestación irrepetible de una lejanía”), que se perdía inevitablemente con su reproducción mecánica (La obra de arte en la época de su reproducción mecánica, 1936). Este aura está ligado a su valor ritual, al origen mágico y religioso del arte. Cuando alguien agarra un lápiz y comienza a dibujar está invocando poderosas fuerzas que lo trascienden, fuerzas que ya fueron invocadas por nuestros antepasados en las paredes de oscuras cuevas y que dentro de siglos puede que dejen su huella a través de nuestros descendientes sobre la superficie de planetas hoy inexplorados.

La conexión con lo invisible que está en la raíz de toda manifestación artística se pierde en la reproducción impresa de la obra pero renace en quienes la miramos. Desde el aquí y ahora de nuestra experiencia única restituimos su unidad perdida. Sin embargo, la mediación analógica o digital limita el alcance de nuestra experiencia, siendo la copia sólo un pálido eco del original (y esto en el mejor de los casos). Ese aura inaprensible que enmarca al original en una tradición que nos lleva desde la evocación de la caza a la conquista del espacio, desde el primer momento de la Creación hasta el último instante del Apocalipsis, nos envuelve con su misterio cuando lo tenemos delante de una manera que nunca conseguirá su copia.

Desde el 25 de mayo hasta el 30 de junio, puede contemplarse en la Biblioteca Pública de Zamora una completa muestra de la obra gráfica de Marta Gómez-Pintado, habitual colaboradora de este blog. La posibilidad de comparar los originales con su reproducción, por muy lograda que esta sea, atestigua con asombrosa elocuencia la imposibilidad de atrapar la esencia de la obra artística fuera de su contemplación directa, una contemplación que va mucho más allá de lo que se ve. En cuanto al tema principal de la muestra, las ilustraciones y la adaptación al cómic de las obras de Carroll, Neruda, Stevenson y Chesterton, podemos comprobar cómo el traslado de la palabra escrita a la imagen da un fruto nuevo con la misma semilla del original. No es traducción ni copia sino creación que en el aquí y ahora del artista transforma, por un momento, “la manifestación irrepetible de una lejanía” en una experiencia propia que, al comunicarse, lo hace envuelta en su propia aura.

 

Exposición De Carroll a Chesterton de Marta Gómez-Pintado

Contribuye de una manera decisiva al disfrute de esta exposición su mismo marco, cargado a su vez de aura, una biblioteca que ha ampliado su horizonte sobre la base de una antigua iglesia, un escenario de rituales sagrados y profanos al que las generaciones de ayer y hoy acuden en busca de solaz para su espíritu.

Son muchos los tesoros que guarda esta biblioteca. Después de una rápida visita guiada por sus espacios llenos de historia y de historias, nos asalta la certeza de que el mayor tesoro de esta biblioteca son sus guardianes y albaceas, que aúnan oficio y pasión para mantener viva una herencia que mira al futuro con el optimismo de quienes hacen del presente un punto de encuentro para los que amamos la cultura.

“Los desposeídos” (1974): Ursula K. Le Guin y el poder transformador de la imaginación

Ursula K. Le Guin

Ursula K. Le Guin

Y lo más extraño en aquella calle de pesadilla era que ninguna de las cosas en venta había sido fabricada allí. […] Toda la gente en todas las tiendas eran o compradores o vendedores. No tenían otra relación con las cosas que la de la posesión.

Los desposeídos
Ursula K. Le Guin

El ejercicio de la imaginación es peligroso para quienes se aprovechan del estado de las cosas porque tiene el poder de demostrar que el estado de las cosas no es permanente, ni universal, ni necesario.

Una guerra sin fin
Ursula K. Le Guin

Anarres y Urras son dos planetas gemelos. Anarres es un mundo casi desértico y que apenas ofrece los mínimos recursos de supervivencia a sus habitantes, una colonia anarquista fundada por Odo, la visionaria líder que fue perseguida y encarcelada en Urras antes de huir generaciones atrás con sus seguidores. Urras, por su parte, es un mundo muy parecido al nuestro, con dos grandes potencias enfrentadas y que vamos a conocer al tiempo que Shevek, el protagonista de esta moderna odisea. Shevek es un físico que se siente exiliado entre los suyos y que decide emprender el camino de vuelta hacia el mundo del que vino su gente con la esperanza de poder servir de puente entre ambos lados de la frontera. Sigue leyendo

Sobre el suicidio y el artista: Malik Bendjelloul y “En busca de Sugar Man”

Malik Bendjelloul

Malik Bendjelloul, director de “En busca de Sugar Man”

Cuando la leyenda se convierte en hecho, se imprime la leyenda.

El hombre que mató a Liberty Valance
John Ford

No hay sino un problema filosófico realmente serio: el suicidio. Juzgar si la vida vale o no la pena de ser vivida equivale a responder a la cuestión fundamental de la filosofía.

El mito de Sísifo
Albert Camus

Malik Bendjelloul, el director sueco de este perfecto cuento de hadas que es En busca de Sugar Man, se tropezó con la historia del músico Sixto Rodriguez durante una charla con el dueño de una tienda de discos en Ciudad del Cabo. Sigue leyendo

“Food Inc.” (2008), de Robert Kenner: un excelente documental de difícil digestión

Cartel de Food, Inc.

Cartel de Food, Inc.

Aquí me huele a dinero.

Vince Edwards, criador de pollos

Vince Edwards es un criador de pollos de Kentucky que trabaja para la multinacional Tyson Foods, una de las gigantes del sector. Tiene unos trescientos mil pollos. Es un hombre al que se ve orgulloso de lo que hace y que está deseando mostrar su pequeño imperio.

Si puedes criar un pollo en cuarenta y nueve días, ¿para qué utilizar otro que tarda tres meses? […] Estos pollos no ven nunca la luz del sol.

Los pollos no ven la luz del sol y nosotros no los vemos a ellos.

Sigue leyendo

“Liquidación final” (2012), de Petros Márkaris: Un método novedoso para acabar con la corrupción

Liquidación final, ilustración de Marta Gómez-Pintado

Liquidación final. Ilustración de Marta Gómez-Pintado

Comprenderá que no podíamos cobrarle a un pariente de un viceministro.

Liquidación final
Petros Márkaris

Lo que está ocurriendo tras la llamada crisis de 2008 recuerda a esos juicios en los que un juez y un fiscal comprados le hacen el trabajo a la defensa y es la víctima la que acaba siendo juzgada y condenada a pagar por los desmanes ajenos. Sigue leyendo

“La lotería” (1948): Shirley Jackson y la más antigua de las terapias de grupo

NOTA: El análisis que sigue sobre La lotería puede arruinar su lectura a quien no lo conozca todavía por la información que aquí se ofrece del mismo. Avisados quedáis 😉

La lotería. Ilustración de Marta Gómez-Pintado

La lotería. Ilustración de Marta Gómez-Pintado

Shirley Jackson escribió su relato La lotería en junio de 1948. El 28 de ese mismo mes lo publicaba el semanario The New Yorker. El escándalo y el éxito fueron inmediatos. El semanario recibió en los siguientes días el mayor aluvión de cartas de su historia. Muchas eran de suscriptores indignados que querían darse de baja. Sigue leyendo

“Una historia de amor y oscuridad” (2002), de Amos Oz

Solos. Ilustración de Marta Gómez-Pintado

Solos. Ilustración de Marta Gómez-Pintado

De mi madre no he hablado casi nunca en toda mi vida hasta ahora, hasta escribir estas páginas. Ni con mi padre, ni con mi mujer, ni con mis hijos ni con nadie. Tras la muerte de mi padre, tampoco hablé apenas de él. Como si hubiese sido un niño expósito.

Una historia de amor y oscuridad
Amos Oz

Amos Oz publicó en 2002, ya en plena madurez de su vida con más de sesenta intensos años a sus espaldas, este impresionante relato autobiográfico. Sigue leyendo

“The square” (2017), de Ruben Östlund: el poder irreverente de la risa

The square. Cartel de la película.

The square. Cartel de la película.

Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no les conozco muy bien.

Groucho Marx

La delicadeza, como dicen los filósofos, es una cáscara de plátano a los pies de la verdad.

Una mujer para dos (1933)
Ernst Lubitsch, director; Ben Hecht, guionista.

Christian es el director de un museo de arte contemporáneo en Estocolmo. Está ilusionado con su última adquisición: The square, una instalación que consiste en un cuadrado trazado sobre el suelo que pretende ser un espacio consagrado a la solidaridad y la confianza (esta instalación la llevó a cabo hace unos años el propio Ruben Östlund). La reacción de Christian cuando le roban su cartera y el móvil y los acontecimientos que siguen contrastarán y enriquecerán su visión sobre el tema de una manera tan inesperada como duramente crítica. Sigue leyendo