Las diez mejores películas de deportes

Freud decía que «el deporte es la sublimación del thanatos» (la pulsión de muerte). Más recientemente, Jorge Valdano incidía en la misma línea de pensamiento y definía el fútbol como «la fiesta de la agresividad». Esa fiesta lleva enfrentando al hombre con sus límites desde el comienzo de nuestra civilización. Los griegos perseguían la areté (excelencia) en su paideia (educación). Es natural que fuesen ellos quienes iniciaron la era olímpica, pero las prácticas deportivas son conocidas en todas las sociedades desde sus orígenes.

La evolución del deporte ha ido pareja a los usos y costumbres de cada época, lo que es de agradecer si pensamos que los antiguos utilizaban la cabeza cortada de un enemigo en vez de un balón (Freud exageraba quizás al hablar de sublimación). Seamos aficionados o no al deporte, practicantes o simples espectadores, el noble arte cinematográfico nos ha dejado una buena colección de obras maestras sobre la materia. Estas son las diez mejores películas de deportes según mi criterio, que comparte en este caso el gusto anglosajón por el espectáculo y la épica, sin olvidar la crítica de los tejemanejes entre bastidores.

1. Tocando el vacío (2003), de Kevin Mcdonald

Joe Simpson y Simon Yates, dos amigos montañeros, deciden escalar la montaña Siula Grande, en los Andes peruanos, por su lado más peligroso. Pronto las condiciones extremas desfavorables convierten su aventura en una locura que puede tener consecuencias trágicas. Uno de ellos sufre un accidente grave. Su compañero tiene que elegir entre una muerte casi segura si se queda a ayudarle o marcharse y salvar su vida. Lo que sigue es una epopeya inolvidable. Este documental, escrito por el propio Joe Simpson, recrea una de las más grandes historias de lucha por la supervivencia conocidas.

Esta es una inmejorable manera de abrir esta lista de las diez mejores películas de deportes y la única forma de meter una canción de Boney M en ella XD

2. El castañazo (1977), de George Roy Hill

Reggie Dunlop (interpretado por Paul Newman) es un veterano jugador de hockey que entrena a los Chiefs de Charlestown. La historia transcurre en un entorno de depresión económica que amenaza la continuidad del equipo, que acumula derrotas. Dunlop, espoleado por el fichaje de los expeditivos hermanos Hanson, decide apostar por el juego violento para volver a ganar partidos y llenar la cancha.

Fotograma de "El castañazo", de George Roy Hill
Los hermanos Hanson

George Roy Hill, que ya había trabajado con Newman en Dos hombres y un destino y en El golpe, firma una comedia de puro slapstick en la que Paul Newman realiza una interpretación memorable. También es memorable, por supuesto, la aparición de los hermanos Hanson, que en realidad eran los hermanos Carlson, jugadores profesionales que alcanzaron su éxito más sonado en «El castañazo».

3. Toro salvaje (1980), de Matin Scorsese

Jake LaMotta entrena duro con una obsesión: convertirse en el campeón de los pesos medios. Sus combates con Sugar Ray Robinson quedan para la historia. El infierno que vivirá sobre el ring solo es comparable al de su propia vida fuera del cuadrilátero. La fama y el éxito acentúan los problemas que le traen su carácter explosivo y celoso, y su inclinación a los excesos.

Fotograma de "Toro salvaje", de Martin Scorsese. Escena en el ring.

Toro salvaje está basada en la autobiografía de Jake LaMotta. Robert De Niro realiza una de las actuaciones más grandes de la historia del cine. Literalmente: llegó a engordar 27 kilos para interpretar el papel en su parte final (tuvo problemas de salud por ello). Martin Scorsese, por su parte, dirige con su habitual maestría la película. Destaca muy particularmente el montaje frenético en las secuencias de las peleas, inspirado en parte en Hitchcok y su famosa secuencia de la ducha en Psicosis.

Fotograma de "Toro salvaje", de Martin Scorsese: el monólogo final.
Inolvidable el monólogo final de Jake LaMotta frente al espejo

4. La soledad del corredor de fondo (1962), de Tony Richardson

El joven Colin Smith acaba en un reformatorio tras un robo. Ahí se le presenta la oportunidad de cambiar su suerte por sus logros en el equipo de atletismo.

El actor Tom Courtenay borda su papel como Colin Smith

La soledad del corredor de fondo es una de las grandes películas del free cinema inglés. Rodada casi como un documental, su ágil montaje y su excelente fotografía en blanco y negro retratan con una gran belleza una deprimente realidad social. Unas actuaciones contenidas y convincentes redondean esta maravillosa lección de cine que rebosa arte y rebeldía. No podía faltar esta joya escrita por Alan Sillitoe entre las diez mejores películas de deportes.

5. Los amos de Dogtown (2005), de Catherine Hardwicke

Tres adolescentes de Venice, California, unidos por su pasión por el skating, se convierten en leyendas vivas de su deporte. Son Stacy Peralta, Tony Alva y Jay Adams, los míticos Z-Boys. Catherine Hardwicke da vida al guion del propio Peralta conjugando con gran habilidad el retrato psicológico de sus protagonistas con las tomas espectaculares de sus acrobacias. Relato iniciático que muestra muy bien el paisaje deprimente que rodea a los protagonistas y su salto de aficionados a estrellas profesionales.

Fotograma de "Los amos de Dogtown", de Catherine Hardwicke

La excelente interpretación de Emile Hirsch como Jay Adams convenció a Sean Penn para darle el papel protagonista en Into the wild.

Los más puristas prefieren el documental Dogtown and Z-Boys, dirigido por Stacy Peralta.

Cartel de "Dogtown and Z-Boys", de Stacy Peralta

6. El estudiante novato (1925), de Fred C. Newmeyer y Sam Taylor

Aunque la película la firman Fred C. Newmeyer y Sam Taylor, lleva el sello inconfundible de Harold Lloyd en su concepción y ejecución.

El argumento de El estudiante novato es muy sencillo: Harold Lamb quiere ser el estudiante más popular de la universidad. Sus nuevos compañeros encuentran en él un filón para sus burlas.

Harold Lloyd tenía muy claro que la hilarante secuencia final de esta película, a pesar de sus brillantes gags, solo podía funcionar si su personaje conectaba antes con el público. Eso le llevó incluso a rodar cronológicamente la historia, para conocer mejor él mismo a su personaje. Su retrato del provinciano con ínfulas pero de buen corazón es ya un clásico de la comedia. Además de la mítica secuencia final, escenas como la del traje en el baile muestran por qué Harold Lloyd está considerado «el tercer genio» del cine cómico mudo, junto con Charles Chaplin y Buster Keaton.

Curiosamente, el enfoque deportivo de la película hizo dudar de su viabilidad comercial a algunos. La taquilla le dio la razón a Harold Lloyd. Fue su mayor éxito.

Esta joya del cine mudo figura entre las diez mejores películas de deportes y las diez más divertidas también.

7. Evasión o victoria (1981), de John Huston

Durante la Segunda Guerra Mundial, un oficial alemán aficionado al fútbol reta a un capitán inglés preso en un campo a un partido entre prisioneros aliados y soldados alemanes. El partido ofrece a los prisioneros aliados una posibilidad para fugarse, pero también para conseguir una victoria en el terreno de juego sobre el bando enemigo llena de simbolismo.

Fotograma de "Evasión o victoria", de John Huston
¿Alguien echaba de menos a Sylvester Stallone en esta lista?

Dentro de un reparto lleno de estrellas del cine y del fútbol, destacan Michael Caine, Max Von Sydow y un gran Sylvester Stallone, aunque, como era inevitable, quien brilla más cuando rueda la pelota es Pelé.

Evasión o victoria está basada en el llamado «partido de la muerte», jugado en 1942 por un equipo ucraniano contra otro de los invasores nazis. Los nazis pretendían demostrar la superioridad de la raza aria sobre la eslava. De lo que pasó, deberían tomar nota todos los tiranos presentes y futuros. El guionista Pepe Gálvez y el dibujante Guillem Escriche dan testimonio de ello en la novela gráfica El partido de la muerte.

Portada de la novela gráfica "El partido de la muerte", de Pepe Gálvez y Guillem Escriche

8. Más dura será la caída (1956), de Mark Robson

Eddie Willis (interpretado por Humphrey Bogart) es un periodista deportivo al que un promotor de boxeo sin escrúpulos contrata para que convierta en estrella a Toro Moreno. Toro tiene buena planta, pero no sabe boxear. Eddie Willis se presta al juego por la buena tajada económica que le reporta. Pronto se verá obligado a comprobar si el dinero justifica que se haya embarcado en este circo.

Fotograma de "Más dura será la caída", de Mark Robson

Humphrey Bogart realiza su última interpretación en esta cruda denuncia de los manejos mafiosos en el mundo del boxeo. Su duelo interpretativo con Rod Steiger, en el papel del mánager sin escrúpulos, culmina en una secuencia mítica en la que ambos saldan sus cuentas literalmente.

Más dura será la caída está basada en la novela homónima de Bud Schulbert.

9. Moneyball (2011), de Bennett Miller

Ha pasado poco tiempo desde su estreno, pero Moneyball ya se ha convertido en un clásico que no podía faltar en esta lista de las diez mejores películas de deportes.

Fotograma de "Moneyball", de Bennett Miller

Billy Beane (interpretado por Brad Pitt) es el gerente de los Athletics de Oakland, un equipo de béisbol con un presupuesto pequeño. Está harto de que los grandes de la Liga les quiten a sus mejores jugadores. Cuando conoce a Peter Brandt, un joven economista de Yale, que tiene ideas innovadoras sobre cómo gestionar los fichajes, decide aplicar su método revolucionario y llevarlo hasta sus últimas consecuencias. Esto provoca enormes tensiones con la gente de su equipo. Billy fracasó en su carrera como jugador y ahora se arriesga también a enterrar su futuro profesional como gestor deportivo.

Moneyball está basada en la historia real de Billy Beane. Magníficamente interpretada por Brad Pitt y Peter Jonah, y con un guion fantástico escrito por Aaron Sorkin, consigue lo que parece imposible a este lado del Atlántico: que una historia sobre el béisbol funcione de maravilla y llegue a emocionar.

10. El buscavidas (1961), de Robert Rossen

La relación entre talento y carácter se aprecia con particular claridad en los deportistas. Pocas veces se ha contado esa relación mejor que en El buscavidas, por eso tenía que estar en esta lista de las diez mejores películas de deportes.

Fotograma de "El buscavidas", de Robert Rossen

Eddie Felson (Paul Newman encarna de nuevo a un personaje inolvidable) es un jugador de billar que va dando tumbos de partida en partida mientras espera a que llegue su oportunidad para medirse al Gordo de Minnesota, el mejor jugador del país. Cuando llega su momento, Eddie descubrirá que su peor rival es él mismo.

Paul Newman y Jackie Gleason lo bordan en los papeles principales, no menos que George C. Scott en su interpretación del capitalista sin escrúpulos y Piper Laurie en la caracterización de la novia alcohólica.

El buscavidas es una adaptación de la novela homónima de Walter Tevis. Como en su posterior obra Gambito de dama, en este caso sobre una ajedrecista, la historia explora en profundidad los demonios que enfrenta una persona con un don especial para que este no se convierta en su condena.


Seguro que echáis algún título en falta en esta selección. Por mi parte, nada tengo que añadir, al menos hasta que no salga la película de la conquista de la decimocuarta Copa de Europa por el Real Madrid con sus increíbles giros de guion XD

Entradas relacionadas:

12 comentarios en “Las diez mejores películas de deportes

  1. ¡Qué bueno! Hace poco volví a ver ‘Evasión o victoria’ con mi hijo (le obligué un poco, la verdad). Al final, se lo pasó pipa. Y yo también.
    Hay algunas de tu lista que tengo que ver, sin duda. Te apuntaría como la número 11 ‘Carros de fuego’, aunque solamente sea por la música de Vangelis.

    Le gusta a 2 personas

  2. ¡Hola! Para mí que en general no me gustan estas películas desconozco a la mayoría de esta lista aunque tengo en mis pendientes «Toro salvaje» porque tiene la dupla Scorsese / De Niro que nunca falla y «El estudiante novato» porque su fama le precede, aunque las vengo aplazando justamente porque son películas deportivas es un circulo vicioso XD Pero si algún día tengo ganas de ver más contenido sobre este genero ahora se por donde empezar 😉 ¡Saludos!

    Le gusta a 2 personas

  3. Hola, creía que no habría ninguna película que yo haya vista y grande fue mi sorpresa al encontrar «Los amos de Dogtown» en el puesto 5, me gusta el skate y Heath Ledger por eso la vi y no me arrepentí por hacerlo. Me interesa el cómic «El partido de la muerte» que astutamente mencionaste y tengo pendiente «Toro Salvaje»
    Y aunque, al igual que Noctua, las películas de deportes no llaman mi atención alguna que otra he visto (más anime que otra cosa, para que mentir) te recomiendo una película y por supuesto un anime: «Eddie el águila» (basado en la historia real del saltador de esquí Michael «Eddie» Edwards) y el anime «Ping Pong Animation» que va justamente de Ping Pong (te garantizo que es un anime distinto a cualquier otro y que tiene unos personajes y trama ESTUPENDOS…nótese las mayúsculas que no he usado en vano) Muy buen post: fresco y original. Saludos 🙂

    Le gusta a 1 persona

  4. Tiene muy buena pinta esta lista, me dejas con ganas de ver unas cuantas (he visto la mitad) y de hacer más deporte. Y de volver a ver «Evasión o Victoria», que la vi siendo muy niña y solo recuerdo que Pelé y Stallone jugaban al fútbol.
    No se me ocurre qué más añadir a esta lista, salvo la ya mencionada «Carros de fuego». Quizás «The Wrestler». La vi hace poco y me gustó mucho. Me sorprendió la humanidad que consigue desprender Mickey Rourke bajo esa cara tan poco humana, aunque también hay que decir que era un papel hecho a medida. No necesitó marcarse un Christian Bale, vamos. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Responder a Daniel Terrasa Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s