Diez cuentos de terror extraordinarios

Ilustración de Marta Gómez-Pintado: calavera, ratas y tumbas.
Cuentos de terror. Ilustración de Marta Gómez-Pintado

Tenemos ligado el miedo a nuestro instinto de supervivencia desde que nacemos. Percibimos lo desconocido como una amenaza. Intentamos domeñar lo desconocido con nuestra ciencia y nuestras creencias religiosas o metafísicas. Vana ilusión de seguridad en un mundo en el que nuestra mayor certeza es la de la propia muerte. Lo desconocido nos enfrenta con nuestro miedo a la muerte, pero también con el rostro de un extraño en el espejo, cuya mueca descompuesta por el miedo nos permite atisbar inquietantes sombras en nuestra verdadera naturaleza. Estos diez cuentos de terror exploran esas sombras. También devuelven al ámbito del misterio esa parte invisible de la realidad que escapa incluso a nuestros potentes microscopios y que ninguna ecuación podrá explicar nunca. Pero, sobre todo, nos aportan el raro consuelo de su belleza y sensibilidad en este mundo tan sobrado de fealdad e innecesaria crueldad.

Diez cuentos de terror extraordinarios (clasificación por orden cronológico de publicación)

Portada Der Sandmann, de E. T. A. Hoffman

1. El hombre de arena (1817), de E.T.A. Hoffman
Un joven tiene un encuentro con un personaje de su pasado que le precipitará en una espiral de locura de la que intentarán rescatarle su amada y su mejor amigo. A todos nos han contado de pequeños la historia del hombre del saco, de mayores nadie nos la ha contado con ojos tan enigmáticos como E. T. A. Hoffman.

2. El entierro prematuro (1844), de Edgar Allan Poe
Difícil concebir mayor terror que ser enterrado vivo. Sobre todo si sufres ataques de catalepsia. El grito y la risa ponen de manifiesto su extraña complicidad en esta deliciosa muestra del talento narrativo de Edgar Allan Poe.

3. La muerta (1887), de Guy de Maupassant
Un hombre, loco de dolor, acude al cementerio para pasar una última noche junto a la tumba de su amada. Una idea poco afortunada, como podremos comprobar entre el espanto y la risa. Una historia que se graba en nuestra memoria como el más logrado epitafio sobre el mármol de una tumba.

4. El almohadón de plumas (1917), de Horacio Quiroga
Una historia de amor truncada de la manera más terrible por la extraña enfermedad de la protagonista. A veces no hace falta salir del propio dormitorio para encontrarnos con el monstruo que puede devorarnos.

Portada de "El biombo del Infierno", de Ryunosuke Akutagawa

5. El biombo del Infierno (1918), de Ryunosuke Akutagawa
Un pintor recibe de un noble el encargo de pintar el Infierno en un biombo. Este encargo desencadenará un verdadero Infierno del que el biombo solo será un pálido reflejo. Después de leer esta obra excepcional de Akutagawa imposible no sentir escalofríos ante cuadros como El jardín de las delicias.

Portada de "The colour out of space", de H. P.Lovecraft

6. El color que cayó del cielo (1927), de H. P. Lovecraft
Lovecraft escribió que «el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido». Lo demuestra con esta historia. Un erial maldito y el recuerdo de los días extraños nos introducen en un relato escalofriante. Lo peor que te puede pasar después de esta lectura es que te caiga un meteorito cerca.

Ilustración de Marta Gómez-Pintado para "La multitud", de Ray Bradbury

7. La multitud (1947), de Ray Bradbury
Un hombre tiene un accidente de coche. Una multitud se junta rápidamente para ayudarle. Más tarde, después de otro accidente, volverá a ver sus caras. Un relato que nace del pavor que inspiraban los coches a Ray Bradbury. También de un mundo muy anterior a la aparición del primer automóvil. Podéis leer un análisis detallado de este cuento aquí: “La multitud” (1947): Ray Bradbury y el Día del Juicio Final (ojo, hay spoiler).

Ilustración de Marta Gómez-Pintado para "La lotería". de Shirley Jackson

8. La lotería (1948), de Shirley Jackson
Hoy es día grande en el pueblo, se celebra el sorteo anual de lotería. Una respetable tradición en la que todos deben participar. La publicación de esta obra maestra de Shirley Jackson provocó la reacción airada de muchos lectores. Podéis leer aquí la entrada que dediqué al tema: La lotería (1948): Shirley Jackson y la más antigua de las terapias de grupo (ojo, también hay spoiler).

Portada de "La palabra del mudo", de Julio Ramón Ribeyro

9. Los gallinazos sin plumas (1955), de Julio Ramón Ribeyro
Dos niños tienen que conseguir la comida para que su abuelo pueda alimentar al cerdo con el que espera hacer un buen negocio. Los niños se ponen enfermos y el drama estalla. «Muecas de cólera, de asco, de frío» le sacó a Ribeyro su escritura y a los demás su lectura. Podéis leer también aquí sobre Julio Ramón Ribeyro y el arte del cuento (esta vez sin spoiler).

Portada de "The Portobello road", de Muriel Spark

10. The Portobello road (1958), de Muriel Spark
Ser una chica con suerte puede ser peligroso, sobre todo cuando se te acaba la suerte. Una historia con fantasma y viaje por África escrita con una gran ironía y punzante como una aguja en un pajar (existe una edición en castellano en la antología La Eva fantástica).

Esta lista de cuentos de terror es una lista abierta, llena de arbitrariedades y tan discutible como cualquier otra. Por supuesto, cada cual tiene sus propias preferencias. Será un placer leer sugerencias de lectura y otras listas alternativas de los mejores cuentos de terror, si os apetece compartirlas en los comentarios o en vuestros blogs.

10 comentarios en “Diez cuentos de terror extraordinarios

    • ¡Gracias, Diana! “La multitud” lo leí en la recopilación de “El país de octubre”, uno de mis libros favoritos. Casi se podría hacer una lista como esta solo con los cuentos de ese libro. Akutagawa es fantástico. Conociendo tu interés por la pintura, creo que te va a gustar “El biombo del Infierno”. Saludos 🙂

      Le gusta a 1 persona

  1. Hola Juan, excelentes recomendaciones 🙂 de los cuentos de la lista leí “El almohadón de plumas”, “El biombo del infierno”, “El color que cayó del cielo” todos excelentes, y agendo los demás de la lista.
    Recomiendo los siguientes cuentos: “La caza” de Peter Fleming, “El Galoup” de Claude Signolle (sobre hombres-lobo) “El horla” de Maupassant y “La dama pálida” de Alejandro Dumas.
    Saludos 🙂 espero hayas pasado una buena noche de brujas, aquí no es tradición pero toda la semana estuve viendo películas de terror de Carpenter

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: November 2020 Wrap-Up – Thoughts on Papyrus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s