Il vigile* (1960), de Luigi Zampa: Crítica y comedia en este clásico del cine italiano

El guardia, el alcalde y la jirafita. Alberto Sordi

Alberto Sordi como Otello Celletti en un fotograma de Il vigile, de Luigi Zampa (1960)

Mejor que te habitúes de pequeño a las injusticias porque después de mayor no te habituarás nunca.

Il vigile (Diálogo censurado en la versión estrenada en 1960)

Guión de Luigi Zampa, Rodolfo Sonego y Ugo Guerra

Otello Celletti, el protagonista de esta película maravillosamente interpretado por el gran Alberto Sordi, consigue un enchufe del alcalde de su ciudad, encarnado por el no menos grande Vittorio De Sica, para colocarse como guardia urbano. Otello, un caradura vanidoso, cínico y soñador a la vez, se convertirá en un problema para el alcalde, primero por hacer mal las cosas y luego por querer hacerlas bien.

A un bufón se le toleran sus gracias, entre las que se incluye decir a sus superiores lo que estos no quieren oír, porque en ningún caso es una amenaza para ellos, y si el bufón resulta demasiado ofensivo o molesto es fácil quitarlo de en medio.

Otello Celletti sigue un camino diferente.

En cuanto que bufón, le vemos, en una secuencia antológica, recrearse dentro de su nuevo papel cuando estrena su uniforme de guardia urbano:

¿Qué quieres que te diga? Me siento otro… Más fuerte, más alto. Hasta la voz me sale mejor, más clara. Y sobre todo me siento desenvuelto.

Por más importante que se siente Otello con su nueva situación, sabe a quién le debe su puesto. Los problemas surgen por su incompetencia, acorde con su papel de bufón, y por su inmensa vanidad, que espolea su uniforme y que igual que le lleva a ponerle una multa a su cuñado, a cuya costa ha vivido durante años y que ahora se ha vuelto inofensivo para él, le hará revolotear como un galán ridículo con una estrella de cine (Sylva Koscina, que se interpreta a sí misma).

Sin embargo, más adelante, cuando las circunstancias le llevan a enfrentarse con su valedor, el alcalde, su sentido de la justicia y el deber desterrará al bufón y dará paso al héroe. Movido por nobles ideales y desoyendo el prudente consejo de su mujer Amalia (la estupenda Marisa Merlini) que oficia de Sancho Panza de su quijotesco marido, Otello está decidido a enfrentar abiertamente la corrupción de sus adversarios, saltando a la arena política para derrotarles. Pero esta lucha tiene un precio que deberá estar dispuesto a pagar, como le harán ver sus enemigos.

Luigi Zampa dirigió en 1960 esta afilada comedia. Maestro del cine neorrealista, con obras como Vivir en paz (1947) o Proceso a la ciudad (1952), muestra en esta película las mejores virtudes de su etapa previa, aderezadas con una buena dosis de humor para denunciar la impunidad de políticos y empresarios corruptos en un mundo donde la honestidad te puede llevar a la ruina.

 

*El título en español de esta película es El guardia, el alcalde y la jirafita, a tono con otros “inspirados” títulos de traducción libre como Granujas a todo ritmo (The blues brothers).

6 comentarios en “Il vigile* (1960), de Luigi Zampa: Crítica y comedia en este clásico del cine italiano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s