“Mr. Roosevelt” (2017), de Nöel Wells: “¡Es solo un jodido gato!”

Fotograma de Mr. Roosevelt

Fotograma de Mr. Roosevelt, de Nöel Wells

EMILY: Es tan agradable estar de vuelta en el Cinturón Verde. Parece que es lo único que no ha cambiado en Austin.
JEN: Muy cierto. Todos esos teckys gilipollas que vienen aquí, compran propiedades, construyen condominios en todas partes…
AMIGA 1: Lo están demoliendo todo, es lo único que saben hacer.
AMIGA 2: Una persona normal ya no puede costearse aquí nada. Yo me tuve que mudar más allá de la 183.
AMIGA 3: Yo tuve que volver con mis padres… Y ellos tuvieron que volver con sus padres.

Diálogo de Mr. Roosevelt (2017), de Nöel Wells

Emily es una comediante que tiene más suerte en YouTube que en los casting a los que se presenta. Muy centrada en sí misma, el viaje de regreso que emprende de Los Ángeles a Austin por el mal estado de salud de su gato la obligará a replantearse ciertas cuestiones sobre ella misma y los demás. Que los demás sean en este caso básicamente su ex y la nueva y encantadora pareja de él, a la que no soporta desde el primer momento, anticipa que la evolución de Emily va a tener poco de iluminación divina y mucho de tropezarse y aprender. El choque continuo entre sus expectativas y la realidad genera una sucesión de situaciones que provocan la risa y la reflexión, con momentos memorables que alcanzan su cima en la celebración de homenaje a su gato.

Nöel Wells escribe, dirige y protagoniza esta joya del cine independiente. Es un trabajo que arranca siete años antes, con los primeros esbozos del personaje de Emily mientras estudiaba cine en Austin. Tarda dos años en escribir el guion, ensayando los diálogos en voz alta hasta que tienen esa naturalidad que tanto cuesta conseguir cuando va acompañada de brillantez. Rodada en 16 mm, con una sola toma o dos para cada plano, la película transmite una espontaneidad y una frescura en cada imagen que son, en realidad, el resultado de una meditada opción estética. Nöel Wells considera muy “áspera” la imagen digital, ideal para mostrar lo que hay delante de la cámara pero no para captar la atmósfera que lo envuelve, como sí hace la fotografía analógica. Su concepción clásica de la narrativa cinematográfica le permite, además, mostrar sin efecto digital alguno un mundo dominado por las pantallas de los ordenadores y los móviles y los tweets y likes de las redes sociales, donde el sentido último de ciertos hechos no parece otro que sacar la instantánea para colgar en Instagram. Lejos de condenar a nuestra civilización por ello, Nöel Wells también señala la parte positiva que estas tecnologías modernas pueden aportar, como corresponde a una autora de mirada tan comprensiva sobre su entorno y tan enamorada de nuestra capacidad de aprender de nuestros errores. Como ella misma señala en una entrevista en The Observer:

Creo que somos humanos, estamos hechos un lío, está bien. Deberíamos dar a la gente espacio para aprender de sus errores. Así es como se evoluciona. Creo que estamos en un tiempo muy extraño en el que la cultura del castigo ha contaminado a todo el mundo. A todos les gusta ver a los demás caer y les gusta castigar a la gente y creo que eso es una perversión. Me inclino más por explorar la condición humana y encontrar la humanidad en los errores de la gente.

Si queréis dar un paseo por Austin, Mr. Roosevelt es la excusa perfecta para hacerlo en la mejor compañía posible.

9 comentarios en ““Mr. Roosevelt” (2017), de Nöel Wells: “¡Es solo un jodido gato!”

  1. Por lo que mencionas debe ser bastante lenta he intimista por todo el trabajo y tiempo que le llevo a una sola persona en hacerlo. Justamente acabo de tener una lectura con esas características y no me apetece algo así ahora, pero me la apunto para cuando quiera algo más independiente, es una recomendación interesante 🙂 ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Maravilloso, ya tengo película nueva para disfrutar. De más está decir que la cita final me arrancó una sonrisa, comparto totalmente la opinión de Wells 🙂 El cine indie es mi paraíso en la tierra XD. Para colmo bien analógico, gracias por la recomendación. Saludos Juan 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. Mira que ahora sé un poco más de esta película. No tenia idea que la protagonista fuera la directora. (Soy la distracción en persona que no lee los créditos)
    Lo del gato fue muuuy gracioso. Especialmente cuando sale como cohete con la urna. XD
    Me gusto mucho, el final es muy reflexivo. Voy a seguirle la pista a Noel Wells.
    abrazos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s